domingo, 25 de diciembre de 2016

Picnic al costado del camino, Пикник на обочине- B. y A. Strugatsky, 1977

Literatura: 1 - El editor malvado: 0




    ¿Cómo hace una obra maestra de la ciencia ficción para sobrevivir a una traducción espantosa y unos editores que escriben notas pésimas? Logrando que las ideas, las cuestiones que se tratan, sean de una profundidad extrema. Algo así como si Dostoyevsky se hubiera levantado de la tumba en pleno siglo XX para escribir ciencia ficción.
     El/ La traductorx dejó frases insólitas en castellano debido a una traducción palabra por palabra del ruso. Quizás por desconocimiento del castellano o falta de imaginación, aparecen expresiones como: "si no" (da niet: un "claro que sí" muy coloquial), "un hombre tal que cual" y cosas por el estilo.



    Pero no, no logró hacer que el picnic fuera menos sabrosito.
    Mi primer intento había sido con una traducción al inglés... con errores terribles de gramática que hacían imposible su lectura. Es posible que la persona que traduce del ruso al castellano cuente con la ventaja de que ambos idiomas sean indoeuropeos y los dobles objetos directos, sujetos y vueltas y vueltas que dan estos idiomas para decir se puedan traspasar de un idioma al otro sin mayores dificultades.

Redrick Schuhart, Red, el stalker


    El stalker es un merodeador, es un traficante de "tesoros" que hay en la Zona de un evento que se denomina Visitación. En inglés, el significado de "stalker" como tal, surgió apareció a partir de esta novela.
    Red había trabajo para la cfhgbjjnmk, Internacional de sarasa durante el día y de stalker durante la noche (ahí, se las arregla hasta sin traje especial) hasta que, por un descuido de él, muere un científico soviético, Kirill, y termina yendo preso por seguir yendo a la zona para los contrabandistas.
    Ya sea para la ciencia o para el mercado negro, entraba a buscar los objetos que habían quedado en una de las seis zonas donde habían "acampado" extratrerrestres unos años atrás, ya despobladas y donde ocurren fenómenos extraños.



    Entrar a La Zona sin un stalker es la condena a una muerte segura. Ahí el espacio cambia de un momento a otro y hay toda una serie de eventos y objetos que provocan, por lo menos, un gran dolor físico y un estado mental que roza la locura.
    Pero todo aquel que entra necesita volver una y otra vez hasta lograr encontrar las respuestas que busca. En el corazón mismo de la Zona, hay una Bola Dorada que, hasta el final, no se sabe si es un mito o existe en serio, que concede cualquier deseo...

"Felicidad para todos, gratuita, y que nadie quede insatisfecho".


    Cada fenómeno u objeto, por su parte, tiene un nombre vulgar y uno científico; el nombre del que los ve como objeto de la investigación y del que los hace formar parte de lo popular,  del folklore del lugar. La visión del que recibe la realidad como mito y del que la investiga para encontrarle utilidad.

"Las ronchas de mosquitos son las zonas de gravitación acentuada. (...) Y la jalea de brujas es el gas coloidal?" 

    De la misma forma, la Zona tiene una implicancia para la ciencia, que la investiga para ver qué provecho puede sacar de la tecnología extraterrestre. La población general piensa que lo que está ahí adentro es obra del diablo y que jamás debería salir de ahí. En cierta forma, la superstición es la voz que anticipa las desgracias, claro que no porque sea racional el planteo o tenga algún fundamento, sino porque mira con recelo lo desconocido, lo que parece provocar daños y que, por ende, no debería formar parte del mundo humano. Cada objeto que sale de la zona tiene su aplicación y sus efectos secundarios... depende de en qué manos caiga.

   "Los stalkers se arriesgan a entrar furtivamente en la Zona para rescatar, cual hormigas laboriosas, esos restos abandonados por los que suspiran al unísono la ciencia y el hampa". 

El picnic 

"La Visitación, en sí,  es el descubrimiento más importante no sólo de los últimos treinta años, sino de toda la historia de la Humanidad. No importa tanto saber quiénes fueron esos visitantes. No importa saber de dónde venían, por qué vinieron, por qué se quedaron tan poco tiempo ni dónde están desde que se fueron de aquí; lo que importa es que la humanidad ahora puede estar segura de algo: no estamos solos en el universo".



    Después de equiparar la Visitación con el "descubrimiento" de América, la gran pregunta es qué es la zona.
    A simple vista, la entrada a la Zona es la entrada a un territorio infernal gobernado por la muerte.

"En la acera izquierda crecían zarzas negras; los límites de la Zona eran bien visibles: los pastos negros terminaban en el cordón como si los hubiesen podado. (...) 
Las casas en los Cuarteles de la Peste estaban descascaradas y muertas; las ventanas, sin embargo, no estaban rotas, pero sí tan sucias que no se veía nada. A la noche, cuando uno pasaba furtivamente por ahí, se veía un resplandor allí dentro, como de alcohol que ardía con llamas azules. Es la jalea de brujas que se filtra por los sótanos". 

    Hay trampas mortales, objetos muy curiosos, una atmósfera que se mete con las cabezas de los que entran y muerts que vuelven a la vida. Y los stalkers no pueden dejar de volver a ahí y tienen hijos que... bueno, "ya se sabe cómo salen los hijos de los merodeadores". 

"Nuestra Zona, esa puta, esa asesina, me era cien veces más querida que todas las Europas y las Áfricas". 

    Para la ciencia, es una fuente de materiales y objetos nuevos que no se comprenden del todo, pero a los que les dan uso, aunque sepan que, seguramente, estén "martillando clavos con un microscopio". Treinta años antes, habían caído las dos bombas atómicas; unos nueve años después se iba a venir el accidente de Chernobyl. Y del átomo tampoco se sabe mucho más que cómo utilizarlo con ciertos fines.
    Experimentar con lo que se no se conoce bien tiene consecuencias espantosas.
    Las personas que vivían por ahí durante la Visitación no pueden emigrar porque viajan con ellos todo tipo de desastres naturales.
    Cuando Red habla con Valetine, científico, descubre que ni siquiera la ciencia está segura de qué es... durante todo el libro, las descripciones apuntan a objetos que dejaron los aliens para que los humanos se puedan comunicar con ellos o a lugares en los que estos seres de otros mundos aterrizaron para ver qué provecho podían sacar.

"- ¿Qué piensa usted de la visitación?
- Imagine un picnic. 
Noonan se estremeció.
(...)
- Imagine un bosque, una pradera. Un coche sale de la ruta y de él baja un grupo de gente joven, con botellas, cestos de comida, radios a transistores y máquinas fotográficas. Encienden fuego, arman carpas, ponen música. Por la mañana se marchan. Los animales, los pájaros y los insectos que los han estado observando horrorizados durante la larga noche vuelven a salir de sus escondrijos. ¿Y con qué se encuentran? Nafta y aceite derramados por el pasto. Válvulas y filtros usados, estropajos, bombitas quemadas y alguna llave inglesa que alguno olvidó. (...)
- Ya entiendo. Un picnic junto al camino". 

    El horror se vuelve más terrible por el absurdo. El ser humano se corre completamente del foco y la Visitación de un grupo de seres racionales a otros seres racionales se convierte en un picnic en el que los primeros jamás registraron a los segundos. Claro, es una hipótesis sobre la hipótesis de una posible visita extraterrestre. Los horrores de la zona no son más que los efectos de los restos de un picnic.

La película 



    La película también está escrita por los hermanos Boris y Arkadi Strugatsky.
    Y es una de mis películas preferidas del director por todo lo que le es característico a todo su cine: las imágenes de una belleza poética, la musicalidad de los diálogos, la atmósfera onírica, los diálogos que van más allá de lo que se puede esperar de una película de ciencia ficción (lo mismo que pasa con el libro).
    Uno no va a ver todo el desarrollo sobre La Zona y las disputas entre los que se quieren llevar los objetos, sino dos personajes que debaten sobre temas existenciales y van a la Zona a expiar pecados y a buscar desesperadamente el lugar en el que se cumplen los deseos.

El verano ya ha pasado- Arseni Tarkovski (porque Andrei estaba enamorado de los poemas del padre ausente)

Вот и лето прошло,
Словно и не бывало.
На пригреве тепло.
Только этого мало.

Всё, что сбыться могло,
Мне, как лист пятипалый,
Прямо в руки легло.
Только этого мало.

Понапрасну ни зло,
Ни добро не пропало,
Всё горело светло.
Только этого мало.


Жизнь брала под крыло,
Берегла и спасала.
Мне и вправду везло.
Только этого мало.

Листьев не обожгло,
Веток не обломало...
День промыт, как стекло.
Только этого мало.


https://www.youtube.com/watch?v=ZS6tjdulBEU


El verano ya ha pasado
como si no hubiera habido.
Aun hay calor en lugares soleados
pero eso poco ha sido.

Todo aquello, que cumplirse ha podido,
como una hoja de arce
en mis manos ha caído,
pero eso poco ha sido.


El mal y el bien de la gente
en vano no han desaparecido,
todo ha ardido claramente,
pero eso poco ha sido.

La vida me ha protegido de la muerte,
me ha dado abrigo y me ha defendido,
en verdad que he tenido suerte,
pero eso poco ha sido.

Las ramas no se han rajado,
las hojas no han ardido.
El día, como crisal, fue lavado,
pero eso poco ha sido.





 



No hay comentarios:

Publicar un comentario