miércoles, 22 de junio de 2016

The Rest of the Robots II, Asimov

The Laws of Robotics 



First Law 

Mike Donovan cuenta la historia de un robot que violó la primera ley: "Ningún robot causará daño a un ser humano o permitirá, con su inacción, que un ser humano resulte dañado".

El robot era un modelo de una empresa que ya no existe (después del tema del  incidente) en el presente narrativo que (después del incidente) lo sacó de circulación. La acción se desarrolla en Titan. En otro planeta. Los eventos se los cuenta Donovan a un interlocutor experto en robótica que no se muestra muy convencido de lo que escucha. 
La ley, Emma, la robot en cuestión, la infringe al no permitir que Donovan le dispare al robotito que se contruyó en secreto y con el que escapó. 
Así, Donovan se termina de coronar como un narrador muy poco confiable. Para él, Emma no lo defendió del robotito que, según él, representaba una amenaza. Al mismo tiempo, este narrador (ya ridiculizado) justifica la acción del robot: fue el instinto maternal. 
Es un cuento corto, era más fácil releerlo (cuando no me lo acordara) que anotar todo esto acá. 

Let's Get Together

¿Qué les faltaba a las historias de la guerra fría y espionaje? robots. Bueno, ahora no, pero antes sí. Y no sé si hay una tan buena como esta. 
Un agente secreto llega de la URSS con el anuncio de que, después de años de tensión e inacción de ambos lados (nadie quiere desatar la matanza), infiltraron 10 robots en USA que van a estallar ni bien se reúnan. 
Más allá del conflicto y la resolución de la historia, es interesante el juego de pronombres. La definición del otro y del nosotros. Los we, our, us (nosotros, nuestro) se contraponen a los they, their, them (ellos, sus) en las dos facciones... se vuelven intercambiales, "somos" y "son" al mismo tiempo. Otra más para la cuestión del otro. 

2 comentarios:

  1. Muy interesante lo de la guerra fría y los robots. ¿Qué hubiera hecho John LeCarré con robots?

    ResponderEliminar